Estrategias y herramientas de investigación a cargo de Nelson Shack (Perú), Giannina Segnini (Costa Rica) y Paul Radu (Rumania)

Estrategias y herramientas de investigación a cargo de Nelson Shack (Perú), Giannina Segnini (Costa Rica) y Paul Radu (Rumania)

Nelson Shack, consultor del Banco Mundial, presentó en la última mesa del segundo día de COLPIN los propósitos del plan piloto que junto con IPYS preparan para optimizar el control del gasto público y aportar a que este sea más transparente y eficiente.
La auditoría de las gestiones motivó a Shack y al IPYS a emprender esta iniciativa que plantea rastrear cómo avanzan los 10 principales proyectos de inversión, los principales proveedores, quiénes son los funcionarios, sus perfiles, puestos y patrimonios de bienes inmuebles de la entidad.

El experto reconoce la poca efectividad del control gubernamental tradicional frente a las formas en que se llevan a cabo los delitos en el Estado. Así mismo, indicó que en los estados es muy difícil robar solo, se necesita un cúmulo de voluntades dispuestas a robar. Por ejemplo, las personas que contratan no son las mismas que pagan.

En la medida que este proceso se pueda transparentar sencillamente, habrá mayor posibilidad de seguir la ruta de los recursos públicos. Indica que es necesario que las distintas áreas puedan avanzar hacia la interoperabilidad en sistemas de información para hacer trazable el gasto público.

Es así como se posibilitará llegar a la información de los principales proveedores del Estado. Esto permite mostrar el flujo completo del proceso administrativo: proveedores, miembros, evaluaciones, calificaciones, dueños de las empresas, localizaciones, estados financieros. Es decir, tratar de vincular toda la información que está en el estado. Se lograr a través de la diagramación de los procesos, el mapeo de actores, el mapeo de fases del proceso del gasto en cada institución, los esquemas detallados de actores, el tiempo que llevará a las instituciones a mejorar la transparencia y eficiencia.

La periodista del diario La Nación de Costa Rica, Giannina Segnini, expuso sobre cómo el reporteo con base de datos no es para ver más casos, sino que esencialmente para “dejar de ver el bosque para ver el árbol”.

¿Por qué un nuevo modelo de investigación integrando todo esto? Primero, porque el periodista debe esforzarse por ir detrás de las piezas. Pero no ser conejos tras una zanahoria porque hay expertos en poner trampas al olfato periodístico. Por ello, cuando la información está filtrada hay que ir a chequearla a la calle.

Segunda razón para instaurar un modelo es porque hay sed de valor pero estamos atosigados con las redes sociales, datos iguales. Por ello es que las posibilidades con bases de datos y de profundidad agregan valor para la audiencia. Estos datos explica Seginini, deben ser normalizados, consolidados y visualizados.

Algunos programas libres para la consolidación de estos son Junar, Buzz Data, Google Refine, iMacross o Talend.

Finalmente, Parl Radu, de Reporters For Investigative Journalism de Rumania, presentó la importante iniciativa de Investigative Dashboard (www.investigativedashboard.com) que se propone construir, en colaboración entre reporteros y hackers éticos, una base de datos mundial y posibilidades de acceso a información mundial que pueda develar las prácticas de algunas empresas.

Una de las primeras experiencias de este Dashboard fue en Azerbaiyán, donde nadie sabía a quién pertenecía una empresa telefónica beneficiada por el estado. Primero se le pidió a personas del gobierno datos. Le dijeron que era SIEMENS. La reportera llamó y en SIEMENS lo negaron. Luego, que era NOKIA. Falso también. La reportera obtuvo un documento que algunas otras compañías eran las dueñas de esa empresa. Lo que ocurrió es que la reportera no sabía cómo obtener información. Le preguntó al DASHBOARD INVESTIGATIVO.

Contrataron un hacker para que pueda obtener toda la información del registro. En realidad, descubrieron que esteba relacionada con 12 compañías en Panamá. Ella pudo encontrar que las dos hijas del presidente usaban a estas compañías panameñas para ocultar sus bienes.

El año pasado creó conexiones de hackers con paraísos financieros. No entran a los bancos para robar. Tienen interés cívico.
Investigative Dashboard es un esfuerzo de colaboración global de investigación con hackers de buenas intenciones.. Uno puede hacer una solicitud a la organización.

Algunos datos de contacto del experto: pradu@stanford.edu, www.reportingproject.net