Las 11 conclusiones de COLPIN 2011

Las 11 conclusiones de COLPIN 2011

1. El árbol y el bosque. En la apertura del Colpin 2010, en Buenos Aires, el juez San Martín, que investigó y condenó al ex-presidente peruano Alberto Fujimori, explicaba su estrategia de investigación y la sugería para ser aplicada por los periodistas. En la medida en que se tenía una visión general y uno no se extraviaba en un caso tenía la posibilidad de entender mejor, de buscar la información mejor y también tener un impacto mayor. Están creciendo las investigaciones periodísticas que revelan “esquemas” de corrupción, más que “casos” de corrupción. Los trabajos sobre las legislaturas de Brasil, los casinos de Montevideo, niños mineros de Bolivia, el informe de Pro Pública sobre Wall Street, la investigación de Hugo Alconada Mon sobre la unidad anti-lavado, los informes del CIPER sobre edificios y sobre los médicos, o las minas abandonadas de la investigación de la unidad de investigación de Fopea.periodísticas que revelan “esquemas” de corrupción, más que “casos” de corrupción.

2. Hay una creciente agenda de investigaciones que todo medio debería intentar alguna vez. Son trabajos que son replicables en todas las comunidades y países. Las investigaciones sobre patrimonios presidenciales, como la que hizo la revista Proceso; los antecedentes penales de los candidatos que hizo La Nación de Costa Rica; los trabajos sobre legislaturas de Brasil; y puede empezar a crearse un modelo de investigación para investigar las grandes corporaciones, como hizo Hugo Alconada Mon con su investigación sobre la empresa Siemens.

3. En los trabajos presentados se pueden desagregar los ingredientes del éxito. Los voy a mencionar de menor a mayor importancia:
(a) La formación técnica en reporteo asistido por computadora, diseño y utilización de bases de datos, y pericia para formular pedidos de acceso a la información.
(b) La cultura de la empresa periodística. Los dueños y los directivos son importantes para generar las condiciones para poder realizar periodismo de investigación.
(c) La voluntad del periodista. Se necesita más que nunca caminar la calle, y se necesita voluntad para superar los riesgos que el periodismo tiene. De los países con violencia cruda escuchamos el panorama de Carlos Lauría y el testimonio de Maryluz Avendaño, de los países con gobiernos más hostiles conocimos de cerca la situación del diario El Universo jaqueado con una sentencia arbitraria, y también conocimos el estudio de Edison Lanza sobre los riesgos legales para los periodistas, donde se evidencia la necesidad urgente de definir estándares interamericanos para regular los juicios civiles.

4. Investigación sobre la memoria. En este Colpin se presentaron trabajos que representan una búsqueda para revelar dimensiones ocultas de la memoria histórica. Fue el caso de los trabajos sobre guerras desconocidas del Brasil, y sobre el asesinato de Monseñor Romero. Son casos de periodismo de investigación sobre el alma de un pueblo.

5. Cuesta todavía promover periodismo de investigación en la televisión y la radio. Hubo buenos trabajos presentados en televisión, pero todavía lejos de los estándares de la prensa escrita. Por su parte, las investigaciones en formato multimedia no terminan de encontrar estructuras narrativas y de presentación que sean capaces de involucrar a la audiencia con la historia.

6. El caso Brasil. Hay una generación ABRAJI. Son periodistas que están empezando su carrera o están ya a mitad de carrera que se han beneficiado del impulso de ABRAJI a la capacitación técnica de los periodistas. Es una generación que tiene una enorme voluntad, cuenta con empresas periodísticas que sustentan el periodismo de investigación y tiene una elevada capacidad técnica.

7. Hay una incipiente conexión entre periodismo de investigación y redes sociales. Pero todavía hay pocas investigaciones presentadas que involucren a la audiencia en la búsqueda de la información. El trabajo que ganó el Premio Colpin 2011, de la Gazeta do Povo, utilizó también técnicas de crowsourcing. Jake Bernstein , de ProPublica, recomendó la utilización de las redes sociales para promover las investigaciones.

8. El impacto de la investigación periodística está relacionada con el nivel de polarización. Los medios que revelan la corrupción de funcionarios nicaragüenses, ecuatorianos, argentinos, bolivianos o venezolanos suele tener poco o ningún impacto institucional.

9. Todavía estamos haciendo mucho hincapié en la emisión de nuestros trabajos y no tanto en la recepción. La calidad periodística se completa cuando la audiencia entiende e incorpora lo que nosotros queremos informarle. Por eso, siguiendo el ejemplo de ProPública con su trabajo que ganó el Pulitzer, deberíamos hacer un acuerdo con una discográfica para editar canciones que difundan los resultados más importantes de las investigaciones. Y no lo digo enteramente en broma, pues sin una conexión mayor con la gente será más difícil el futuro para el periodismo de investigación.

10. Hay algunas discusiones éticas sobre el periodismo de investigación que han quedado planteadas y pueden ser retomadas: ocultamiento de identidad, uso de información de la vida privada, grabación de llamadas telefónicas, uso de videos y fotografías, o formas de protección de fuentes.

11. Es magnífica la expresión “casa periodística” que usan los colombianos para referirse a sus medios. Es claro que el COLPIN es una casa periodística de los periodistas latinoamericanos, donde se realiza un encuentro y un aprendizaje que fortalece tanto la técnica como la voluntad de los periodistas de investigación latinoamericanos. Esta mañana Juan Carlos Calderón, periodista de Ecuador, habló de la indignación que está en la base de cada investigación. Y ahora el mundo está lleno de indignados. Los periodistas que participaron de este Colpin también están indignados, pero, en primer lugar, son indignados profesionales y, en segundo lugar, tienen esperanza.

-------------------------
Autor: Fernando Ruiz